Martín Prest: “El modelo del Príncipe en el Johor sirve para cualquier país”

Martin Prest es el director deportivo del Johor FC y la persona en la que el Príncipe de Johor delegaría la gestión del Valencia si se concreta su llegada.

Martín Prest: "El modelo del Príncipe en el Johor sirve para cualquier país"

Martin Prest atiende la llamada de AS a las 1:53 de la madrugada en Johor. Su acento argentino no lo ha perdido pese a que son 9 años viviendo en Malasia. Allí le llevó el fútbol y gran parte de culpa la tuvo el fichaje de Dani Güiza por el Johor FC, club propiedad del Príncipe de Johor el Sultán Tunku Ismail. Desde hace una semana, el nombre del Príncipe está en boca de los valencianistas por sus coqueteos en redes con el Valencia.

Martin Prest, a quien se le vincula como futuro director deportivo blanquinegro si se gestase la operación entre Peter Lim y el Príncipe, pasa palabra cuando se le pregunta directamente sobre el Valencia. Así que la conversación con él versa sobre la figura del Príncipe y su proyecto en Johor. Eso sí, Prest no duda lo más mínimo en que su modelo en el “Johor es un ejemplo de lo que se puede conseguir en cualquier otro sitio”.

Se habla últimamente mucho del Príncipe de Johor, a raíz de unas stories que colgó en su cuenta de Instagram, sobre su posible llegada al Valencia…

Sobre el tema de lo que es Valencia, como entenderá, no me toca a mí explicar. Yo solo hablo de Johor que es el club al que pertenezco desde hace 9 años. Encantado de contarles cosas del Johor o del Príncipe, pero del Valencia prefiero no hablar.

¿Cómo llega usted a ser persona de confianza del Príncipe?

Había terminado de jugar al fútbol y empecé a trabajar con el tema de jugadores. Coincidí con el Príncipe, que buscaba un nombre importante, y le traje a Dani Güiza. Se incorpó a préstamos del Getafe en 2013. Yo vivía en España y estaba en contacto con el Príncipe. En octubre de 2013 tuvimos una reunión en Londres, donde él fue a jugar a polo con los príncipes de Inglaterra, y me ofreció un trabajo fijo para que trabajara en el Johor de manera contínua. Y ahí empezó todo.

¿Cómo fueron esos orígenes del Johor?

Todo por una cuestión de la visión que él tiene, de la manera que tiene de tomarse las cosas. Es un ganador nato. Quiere ganar siempre en su vida y para conseguir cosas tienes que dedicarle tiempo y pasión. Él le dedica todo lo que tiene que dedicarle para que le vaya bien. Las instalaciones son un espectáculo.

Sus instalaciones efectivamente son de primerísimo nivel.

Es una de las claves y fue una de sus obsesiones. Cuando arrancó con este proyecto, él nos hizo hincapié en una cosa: “mi prioridad es ganar y para ello le daré a mis jugadores y a los técnicos las mejores condiciones para que ganen”. Puso dinero, cabeza y pasión a la hora de las instalaciones. Es muy importante para un jugador trabajar cómo y dónde aquí trabajamos. A un jugador le puedes pagar mucho dinero para que venga, pero si luego no tiene un buen césped, rinde menos. Y quien habla de césped habla de todo lo que conlleva una instalación. Son espectaculares, a primer nivel mundial. Eso lo cuida mucho. Él creó un imperio.

¿Cómo es la estructura del Johor?

Es el dueño del club y su hermana está nombrada como presidenta. Él está involucrado en todo. Te pongo un ejemplo. Cuando había que poner el césped en el nuevo estadio, él se puso las botas e hizo 50 kilómetros para probarlo. Él es un Príncipe, no tendría necesidad de hacer esas cosas, pero se involucra hasta en los pequeños detalles y por eso el Johor ha llegado a dónde ha llegado en Asia.

¿Pero su estructura es como la de un club europeo?

Depende, a ver. Él es propietario del club y realeza de Johor. Su poder en el club es total. Sus hechos en los últimos 8 años están demostrando que sabe lo que se lleva entre manos. Desde un principio siempre quiso que este club y que Johor sea reconocido a nivel mundial. En el sudeste asiático aspira a ser el mejor. Dinero puede tener mucha gente e invertir en el fútbol hay muchos que quieren, pero luego hay otros factores que llevan a consagrarte y él, además de un esfuerzo económico, tiene dedicación y pasión. Yo soy argentino, pero Johor ya es como mi casa. La gente de acá está orgullosa de tener un Príncipe y un club como Johor, porque el fútbol une a todas las razas y aquí en Malasia hay varias. Él siempre tuvo claro que quería poner a Johor en el mapa, porque para él no hay nada más importante que su estado.

Pero ¿se deja aconsejar o solo toma él las decisiones?

Es una persona que está en una posición de realeza. Es difícil ganarse su confianza, no es fácil, pero es una persona que delega. Con el pasar de los años ha entendido que el mundo del fútbol se maneja de una manera y lo lleva a la perfección. Pero, aunque delegue, le gusta estar implicado en todos los temas. Es nuestro líder, nuestro jefe, pero también nuestro hermano. Nos apoyamos mucho en él porque las decisiones que toma las toma por el bien del club. Es una persona que te da todas las facilidades para trabajar.

Ese modelo que ha implantado el Príncipe en el Johor, ¿se puede llevar de Malasia a Europa?

Sí. Siempre pensé lo mismo, cuando uno quiere hacer las cosas bien y le mete trabajo, dedicación y amor, se puede hacer de todo. No solo en Johor. Johor es un ejemplo en Asia de lo que se puede conseguir en cualquier otro país.

Por ejemplo, ¿cómo se gestó el fichaje de Pablo Aimar? ¿Fue una cosa que llevó él personalmente, la delegó en usted, propuso usted el nombre…?

En 2013 él me dice que su sueño era traer en dos años a Pablo Aimar y yo le dije que en un año podía estar con nosotros. Comencé las gestiones. Tuvimos reuniones con Matías Aldao en Londres y luego Pablo vino a Johor y Singapur para conocer al Príncipe. Terminaba contrato en el Benfica y tras conocer el proyecto, que estaba aún empezando, que no era el de hoy en día pero iba en camino, se quedó convencido y pudimos tener a una estrella mundial que nos puso en el mapa mundial. Fue un orgullo poder contar con un jugador como Pablo.

¿Cómo es la relación del Príncipe con los entrenadores?

Muy buena, muy exigente, como tiene que ser, porque te da todo y cuando uno te da todo tienes que dárselo tú también. Nuestro entrenador ahora es Benjamín Mora, que lleva cinco años en el club y es parte de la familia. En Johor somos todos una familia. Benjamín vino para dirigir al segundo equipo, hizo un trabajo espectacular y ahora está en el primer equipo. Le está dando al Príncipe todo lo que él quiere ver de su equipo, que es trabajo, esfuerzo y competir al máximo. Pero también tuvo una gran relación con Mario Gómez, que lo hizo muy bien acá cuando estuvo.

¿Se ha generado en Johor revuelo por la posible llegada del Príncipe al Valencia?

En el club nosotros estamos centrados en lo nuestro. Jugamos el sábado la Supercopa, que fue el primer título del año, y tenemos este martes otro partido. Estamos pensando en los objetivos que nos marcamos con el Johor. Nosotros estamos centrados en el Johor.

¿Tienen ganas de poder hablar abiertamente del Valencia?

Del Valencia solo puedo decir que es un gran club. Yo siendo argentino, que siempre ha tenido vinculación con mi país, lo conozco muy bien y a muchos compatriotas les fue bien. Me gustaría que le fuera muy bien y que el club pueda estar en una situación buena.

La última, ¿temen que no se pueda entender en Valencia la llegada de un Príncipe?

No me lo planteo. Estamos centrados en Johor y el Príncipe hoy en día es el dueño de este club. Lo que vaya a pasar en un futuro… no lo sé, se me escapa de mis manos. No sé otra cosa. Yo te hablo de Johor y estoy centrado en el trabajo que estamos haciendo acá.

No Comments

Categories: La Liga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *