La odisea de Radoja

Según ha podido saber AS, el pivote del Levante viajó de Belgrado a Budapest en coche, cogió un avión a Madrid y se trasladó por tierra hasta Valencia.

Más de 2100 kilómetros separan Belgrado de Valencia; sin embargo, la distancia no ha sido el principal escollo que ha tenido que superar Nemanja Radoja para regresar a España desde su confinamiento en Serbia. Según ha podido saber AS, el centrocampista del Levante, único jugador de la plantilla que salió del país durante la crisis del coronavirus, recorrió los más de 300 kilómetros, superando las cuatro horas de trayecto en coche, que separan Belgrado de Budapest, cogió un avión hasta Madrid y se trasladó finalmente por tierra a Valencia desde la capital.

En circunstancias normales, tratándose de un vuelo directo, el ‘5’ granota habría asumido los más 1800 kilómetros en poco más de dos horas. No obstante, el particular trayecto sumó más de diez horas de viaje para recorrer un total de 2700 kilómetros aproximadamente. Multiplicando así por cinco los tiempos para algo menos del doble de distancia. Una odisea.

Con el espacio aéreo en Serbia cerrado, Radoja se las tuvo que ingeniar para ejecutar un plan de viaje en el que poder llegar en tiempo y forma al primer día de la vuelta al trabajo. Tal y como informó este periódico, el jugador se encontraba a primera hora de este lunes en su domicilio en Valencia; por lo que el desplazamiento se produjo durante el fin de semana, acumulando kilómetros y horas de recorrido por la particular coyuntura.

De 5:00 a 18:00 es la única franja horaria habilitada para la movilidad en Serbia, como comentó el propio jugador para los medios de club: “Aquí en Serbia la situación está un poco mejor, podemos salir a la calle hasta las 18:00”. Entre esas horas comenzó el viaje de Radoja, que ha cumplido con su compromiso de presentarse el primer día de toma de contacto para la vuelta a los entrenamientos.

El centrocampista del Levante se desplazó a su país con permiso del club para tratarse de su lesión con un fisioterapeuta de confianza pocos días antes de decretarse el estado de alarma en España. El jugador sufrió una rotura de grado II en los isquiotibiales de la pierna izquierda frente al Granada, en el último encuentro antes del parón, el 8 de marzo.

Ya totalmente recuperado, Radoja, como el resto de la plantilla y el staff involucrado en la vuelta a los entrenamientos, esperará los resultados de los tests a los que serán sometidos hoy en el Ciutat de València para dar luz verde a los primeros entrenamientos en la Ciudad Deportiva después de 54 días de confinamiento en España.

Ruta de Radoja

De Belgrado a Budapest (coche): 378,4 km; 4 horas y 6 minutos.

De Budapest a Madrid (avión): 1973 km; 2 horas y 45 minutos aproximadamente.

De Madrid a Valencia (coche): 357,3 km; 3 horas y 45 minutos aproximadamente.

Total kilómetros: 2708,7.

Total horas: más de 10.

Vuelo directo

De Belgrado a Valencia: Algo más de 1800 kilómetros, en poco más de 2 horas.

No Comments

Categories: Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *