Hazard está lejos de ser el Hazard que fue en el Chelsea

El belga va a más pero aún le falta para ser el que brilló la pasada temporada en el Chelsea: promedia menos goles, remates y asistencias, regatea con menos frecuencia…

Eden Hazard progresa adecuadamente pero aún le falta para destacar. Ante el Leganés siguió con su rehabilitación. Más dinámico y voluntarioso que en otros partidos, atacó y encaró: fue el partido en el que más regates intentó (9) y completó (7), en el que más faltas sufrió (7), provocó el penalti del 3-0 y rozó el gol. Su curva es ascendente, pero está lejos de ese Hazard desequilibrante por el que el Madrid pagó este verano 100 millones de euros. Todavía no marca las diferencias. Su hoja de servicios de la 2018-19 en el Chelsea, tal vez su mejor año, constata esa distancia: esta temporada marca, asiste y remata a puerta menos, intenta y completa menos regates, centra menos al área… (ver tablas).

Es de cara a portería donde más irreconocible está Hazard. “Le vemos mejor. Lo que falta un poco es marcar con regularidad”, diagnosticó Zidane en la conferencia de prensa del viernes. En ocho partidos en el Real Madrid, el belga sólo ha hecho un tanto. En los mismos encuentros de la campaña pasada sumaba ya siete.

Una lesión que le cambió el paso

A Hazard, jugador diésel que siempre ha ido a más con el paso de los partidos, le cambió el paso la lesión en el recto anterior del muslo izquierdo que sufrió el 16 de agosto y que le impidió comenzar la temporada. Se perdió los partidos contra el Celta, el Valladolid y el Villarreal. Reapareció el 14 de septiembre contra el Levante y desde entonces inició una suerte de pretemporada donde alternó actuaciones discretísimas (llegó a sentir el runrún del Bernabéu), brotes verdes (golazo contra el Granada) y se vio envuelto en debates sobre su peso. Ahora se aprecia una notable mejoría en este Hazard con respecto al que comenzó la temporada: en los tres últimos partidos ha marcado un gol, ha dado una asistencia, ha forzado un penalti y ha ganado de media el 60% de los duelos (su promedio era de un 49%). El motor del belga empieza a coger temperatura, aunque sigue estando lejos de ese pleno rendimiento que impulsó al Chelsea a conquistar la pasada Europa League y que le convirtió en un jugador diferencial. Este sábado contra el Betis (21:00 horas, Movistar) continuará con su puesta a punto.

No Comments

Categories: Real Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *