El Madrid cede a balón parado

Los de Zidane son el único equipo, junto al Mallorca, que aún no ha marcado un gol de esta guisa en LaLiga. Los números chocan con los mostrados años atrás.

Poco a poco el Real Madrid 2.0 de Zidane se encuentra. Sin embargo, los blancos tenían una virtud en el balón parado y ahora se ha tornado en asignatura pendiente. En las once jornadas ligueras que se llevan disputadas (diez para Barça y Madrid debido al aplazamiento del Clásico) no han tenido suerte en la materia. A la cola de LaLiga Santander junto al Mallorca, aunque los bermellones sólo han anotado 9 tantos, por los 21 de los hombres de Zizou.

Los números madridistas chocan con los del Granada, líder a balón parado de la competición con 5 goles, que a su vez les mantienen terceros de la clasificación. Tras el cuadro nazarí encontramos a Eibar, Sevilla, Getafe y Barça, con 4 tantos cada uno. Sorprende ver al Real Madrid tan abajo cuando cuenta en sus filas con grandes rematadores como Sergio Ramos o Raphael Varane y con especialistas en el lanzamiento de faltas como Gareth Bale o James Rodríguez.

En contraposición a esta inoperancia en el área contraria, los blancos no están sufriendo en la propia, habiendo recibido un solo gol a balón parado en los diez partidos jugados hasta el momento. Gonzalo Melero puso el 3-2 definitivo en la visita de su Levante al Bernabéu, tras rematar de cabeza un córner sacado en corto por los de Paco López.

La sombra de Cristiano es alargada

Si echamos la vista atrás, y observamos los números de los del Paseo de la Castellana en años anteriores, divisamos un Madrid dominante en esta faceta hasta la temporada pasada, curiosamente la de la marcha de Cristiano Ronaldo. El crack portugués se llevó a Turín tanto sus goles de falta directa como su potencia rematadora. De esta manera, un equipo que dominaba LaLiga a balón parado desde la 2012-13 (acabaron primeros cuatro veces, una vez segundos y una vez terceros), pasó a ocupar la octava posición en este apartado en la convulsa campaña 2018-19, con sólo 11 de sus 63 tantos (17,5%) de esta guisa.

Karim Benzema se ha erigido en el líder blanco tras la marcha del luso, tanto en el ámbito goleador como en el de liderazgo sobre el terreno de juego. No obstante, el poderío que mostraba el ‘7’ blanco es difícil de igualar. Así, los 63 goles anotados por el Madrid de Lopetegui, Solari y Zidane se alejan de los cerca de los cerca de 100 que celebraban los aficionados merengues temporada tras temporada mientras Cristiano formó parte del equipo.

La 2012-13 fue la más prolífica a balón parado de los últimos años, con 26 de los 103 goles anotados de esta manera (un 25,2%). Números que no sirvieron a los Cristiano, Benzema, Higuaín, Ozil o Di María para ir más allá del subcampeonato liguero con 85 puntos, por los 100 sumados por el Barça de ‘Tito’ Vilanova.

A por otra asignatura pendiente

El Real Madrid va a más. Victoria balsámica en Estambul ante el Galatasaray (0-1). Tormenta perfecta en el Bernabéu ante el Leganés (5-0).Courtois ha tornado los pitos en aplausos. Valverde y Rodrygo le han robado el papel de jóvenes agitadores a un Vinicius que debe luchar por recuperarlo. Kroos se siente arropado y ha enchufado el ‘modo ataque’. Benzema es más Benzema que nunca. Parecen germinar brotes verdes en Hazard. Incluso Jovic ha roto su maleficio.

Ahora, la siguiente asignatura pendiente debe ser recuperar el filo que el balón parado tenía poco tiempo atrás. El primer examen será este sábado en el Bernabéu ante el Betis (21:00, Movistar LaLiga). Zidane y sus hombres no pueden permitirse un suspenso en ninguna materia si quieren acabar el curso celebrando y haciendo exámenes de recuperación.

No Comments

Categories: Real Madrid Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *