El Levante firma el segundo peor arranque de su historia en Primera

Con tan sólo tres puntos, los de Paco López se sitúan colistas por primera vez en cuatro años e igualan los números del último descenso.

La derrota en Bilbao dejó una cicatriz de más de tres puntos en el Levante. El conjunto de Paco López cosechó una nueva derrota, la tercera consecutiva en LaLiga, con el añadido de no ver ni si quiera portería en los últimos tres choques, lo que iguala los números del último descenso de categoría en la 2015-16 en las primeras cinco jornadas de campeonato. Tan sólo en la 2007-08, con Abel Resino al mando, se cosecharon peores números (un punto de 15 posibles).

El Levante no alza cabeza de la parta baja de la clasificación en este inicio de curso marcado por la complejidad del calendario y las obras en el Ciutat de València, que han hecho que los granotas hayan disputado cuatro de los primeros cinco choques a domicilio. El único como ‘local’, frente al Real Madrid, fue en el estadio de la Cerámica.

Preocupa la situación y la llamativa ausencia de gol en los útimos choques en un equipo con un marcado carácter ofensivo. Los números no acompañan pese al gran arranque de José Luis Morales, situado en la parte alta de la tabla de goleadores. El vacío de Borja Mayoral, por el momento, es demasiado grande en ataque pese a que se confía en la capacidad de Dani Gómez. Pero, sin margen en lo económico, no se pudo reforzar la delantera en el tramo final de mercado. El gran deseo del cuerpo técnico.

Desde el arranque de curso, Paco López ha ido buscando la mejor fórmula en ataque mientras recuperaba a Roger Martí, lesionado en pretemporada. Sin embargo, con el ‘Pistolero’ ya recuperado, el de Silla ha optado por situar a Gonzalo Melero en punta junto a Morales que funcionó frente a Osasuna en los partidos a domicilio. La nueva realidad del Levante, pese a jugar como local hasta nuevo aviso.

Las cosas, como de costumbre, no andan mejor en defensa, donde se ha afianzado la pareja Postigo-Vezo, pero no acaba de traducirse en resultados. La victoria en el Sadar, dejó de paso, la certeza de que éste Levante compite mejor con dos centrocampistas de carácter defensivo por delante de la zaga.

Los únicos tres puntos del equipo hacen del encuentro frente al Celta del próximo lunes un partido crucial para no estancarse en la zona baja, frente a un rival que tampoco pasa por su mejor momento.

No obstante, tras dejar atrás a Valencia, Osasuna, Sevilla, Real Madrid y Athletic, la plantilla se prepara para un carrusel de partidos en los que tratar de revertir la situación ante Celta, Granada, Alavés, Elche, Valladolid y Getafe. Hoy, sin ir más lejos, se han dicho las cosas claras en el vestuario.

No Comments

Categories: Levante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *